Fepama advierte sobre campaña para criminalizar la producción de carbón vegetal

0
1136

La Federación Paraguaya de Madereros (Fepama) denunció hoy en conferencia de prensa que existen ciertas organizaciones no gubernamentales que están queriendo “criminalizar” la producción de carbón vegetal en el Chaco, sin llevar en cuenta que con esto no solo se está dañando a un sector sino que afecta seriamente la imagen del país.

El titular del gremio, Juan Carlos Altieri, aclaró que el sector forestal no tiene responsabilidad alguna con los desmontes en el Chaco y que el carbón vegetal es producido a partir de residuos (basura) que se dejan tras el cambio de uso de la tierra, los cuales si no se utilizan, simplemente se queman sin dar ningún valor agregado ni mano de obra a los compatriotas.

“Rechazamos enérgicamente la campaña realizada por algunas ONGs internacionales que quieren echarle la culpa al carbón vegetal por el cambio de uso de suelo que se tiene en el Chaco, tratando de criminalizar al sector y en especial a una empresa. Se trata de una denuncia irresponsable que no solo afecta a la firma Bricapar, sino la imagen del país porque incluso tenemos información de que en algunas partes de Europa ya se está juntando firmas para que ya no se compre ningún producto de Paraguay. Hoy es el carbón, mañana puede ser la carne y otros productos”, advirtió.

Altieri justificó que echar un bosque para hacer carbón no se justifica y sería un despropósito por la pérdida que representaría. “Lo que se utiliza para su elaboración son simplemente residuos que generalmente se queman. Es como reciclar la basura para elaborar un producto con valor agregado”, destacó.

EJEMPLO, LOS MENONITAS

Sobre los desmontes en el Chaco aseveró que esto se da principalmente por la actividad ganadera o agrícola. El Chaco paraguayo representa el 60% de nuestro territorio, en donde vive el 2% de la población. Imagínense lo que significaría para esa gente que invierte ahí frenar la producción por culpa de estas organizaciones irresponsables. Solo debemos tomar el ejemplo de los menonitas, que ya llevan casi 100 años en el lugar y gracias al uso que hicieron de sus tierras, hoy prácticamente tienen un vergel, apuntó.

Reiteró que la denuncia contra BRICAPAR por parte de la ONG británica Earthsight demuestra un total desconocimiento de las leyes forestales y ambientales vigentes en el Paraguay.

“Sus argumentaciones demuestran claramente su ignorancia por las leyes nacionales o directamente actúan de mala fe, perjudicando a una firma paraguaya que lleva más de 20 años en el mercado, trabajando  legalmente y cumpliendo todas las leyes nacionales”, acotó.

Finalmente, no descartó que esta campaña contra Bricapar sea por cuestiones políticas.

Comentarios

comentarios

DEJA UNA RESPUESTA