Impuesto a la exportación de granos también golpeará al sector forestal

0
161

Aplicarle un impuesto a la exportación de granos significaría un grave retroceso para el rubro forestal y podría ponerle fin al gran esfuerzo de los empresarios que apuestan al sector, advirtió el presidente de la Federación Paraguaya de Madereros, (Fepama), Lic. Juan Carlos Altieri.​

​“Desde todo punto de vista sería una torpeza, porque el efecto rebote que puede producir el impuesto a los granos sería prácticamente incontrolable y hasta podría significar la destrucción del sector  productivo”, aseveró.

En lo que respecta  la parte forestal, Altieri explicó que en términos económicos, el primer raleo de las plantaciones comerciales se convierte en energía, cuyos principales consumidores son los silos y las cerámicas que compran para secar granos o secar material cerámico.

Expresó que cuando el árbol madura y se cosecha, el 40% va para energía y el 60% es para madera sólida. “Sin un mercado consumidor de biomasa, la reforestación en nuestro país no tendría condiciones económicas para subsistir, por lo tanto se perdería el interés en reforestar y su consecuencia inmediata seria la pérdida de puestos de trabajo”, afirmó.

Dijo que a esto se suma el hecho de que a corto plazo se estaría consumiendo todo lo implantado y no habrá reposición, por lo tanto las industrias nuevamente tendrán que parar por falta de materia prima, lo que solo acarrearía la pérdida de más puestos de trabajo.

Mencionó que en los últimos 6 años se logró triplicar la plantación comercial de árboles en el país, pasando de 50.000 hectáreas a más de 150.000 hectáreas, que en gran parte fue gracias al mercado de la biomasa.

“Solo debemos mirar los informes de la FAO sobre la ocupación de mano de obra que utiliza la plantación forestal para conocer la importancia de este mercado”, indicó.

Según Altieri, cualquier impuesto se traslada y el que siempre paga  los “platos rotos” es el consumidor final.  “En nuestro país los granos se utilizan para balanceado y esto luego se transforma en carne o en leche, productos básicos de la canasta familiar y qué va a pasar entonces con estos productos; lógicamente van aumentar de precio y automáticamente producirá inflación, golpeando así nuevamente a la gente pobre”, puntualizó.

Para el dirigente maderero, un buen legislador debe saber legislar y hacer leyes para generar riqueza y combatir la pobreza y no leyes para generar pobreza y combatir la riqueza

Comentarios

comentarios

DEJA UNA RESPUESTA