AFD flexibiliza exigencias y analiza nuevas estrategias para potenciar créditos forestales

517

Directivos de la Agencia Financiara de Desarrollo (AFD) se reunieron este miércoles con autoridades de la Federación Paraguaya de Madereros (Fepama) para analizar la situación de los créditos destinados al sector forestal.

El presidente de la Fepama, Ing. Manuel Jiménez Gaona, junto con el señor Raúl Legal, miembro del consejo, recibieron al titular de la AFD José Maciel, quien estuvo acompañado de María Fernanda Carrón, miembro del directorio y Shirley Fariña, representante de la empresa Jobs.

Este encuentro se realizó en el marco de la elaboración de su Planificación Estratégica 2020-2022, a fin de recabar información para la definición de sus políticas y la preparación de sus acciones futuras, que contará con la colaboración de la consultora Jobs.

En este sentido, José Maciel señaló que hay un particular interés en el sector forestal porque existe un compromiso muy grande con el Proyecto Pobreza Reforestación Energía y Cambio Climático (PROESA), que cuenta con un fondo USD 25 millones y una contrapartida local de USD 50 millones, a cargo de la AFD para apoyar proyectos de reforestación de 24.000 hectáreas en un plazo de cinco años.

Agregó que con este propósito han firmado convenios con el Instituto Forestal Nacional (Infona) y la organización WWF.

“Realmente es una meta muy ambiciosa si llevamos en cuenta que la salida del producto financiero ProForestal en una década de su lanzamiento, logró cerrar solo cinco a seis créditos”, acotó.

Debido a la poca salida del producto, dijo que la AFD flexibilizó las exigencias para las Instituciones Financieras Intermediarias (IFIs), a las cuales finalmente se les otorgó la potestad de decidir el tope del crédito, así como la garantía, dependiendo de cada cliente.

Sostuvo que el monto máximo para nuevos proyectos era de USD 500.000, mientras que para los que ya se encontraban en plena ejecución se extendía a USD 1 millón. Sin embargo, estos topes ahora fueron eliminados de manera a potenciar los créditos para ProForestal.

En cuanto a la garantía, explicó que consistía en la hipoteca del terreno utilizado para el proyecto, pero como muchos propietarios los alquilaban para que otras personas realizaran el trabajo de forestación, no se podía cumplir con el requisito, entonces también fue eliminada esta exigencia y quedó a consideración IFIs establecer una garantía. 

EXPECTATIVAS

Por su parte, el presidente de Fepama detalló a los directivos de la AFD la situación del sector maderero en nuestro país.

“Celebramos los cambios, porque los cambios son buenos y acompañamos esta iniciativa que está muy cerca de lo que esperamos”, subrayó.

Ing. Manuel Jiménez Gaona, presidente de Fepama.

Destacó que tenemos un potencial muy alto para desarrollar la industria forestal y atraer importantes inversiones al país, como la instalación de una papelera o pastera, pero para eso debemos estar preparados y tener la materia prima suficiente de manera a cumplir con la demanda.

Recordó que la meta de la Fepama es impulsar la plantación de 1.000.000 de hectáreas y que estas nuevas herramientas financieras pueden dar el impulso necesario, pero que lo principal es despertar el interés de los propietarios de las tierras, que son los ganaderos, a través de la implementación del sistema silvopastoril en sus unidades productivas.

“También tenemos como aliada a la ley de Vuelo Forestal, una herramienta jurídica que garantiza las inversiones, tanto de empresarios locales como extranjeros”, enfatizó.

Hay que mencionar que los créditos de la AFD destinados a proyectos forestales tiene 5,75% para las entidades financieras, que a su vez le agregan alrededor de 3% para el cliente final.

Los plazos son de 7 años para la producción destinada a la obtención de leña y 12 años para la madera, con hasta 12 años de gracia.

Este periodo se explica por la larga espera del productor para el retorno económico de su inversión, atendiendo a que los árboles maduran luego de más de 5 a 10 años, dependiendo de la especie.

Ahora la AFD también está analizando extender los créditos para la producción de plantas frutales, yerbales y pasivos ambientales, que son las hectáreas de bosques que el sector agropecuario por ley está obligado a conservar.

PRODUCTO:ProForestal,

Beneficiarios: Personas físicas o jurídicas, residentes en el territorio nacional, que presenten proyectos forestales viables a ser desarrollado en el país.

Amortización: Los pagos se definirán de acuerdo al flujo de caja del proyecto forestal a ser financiado. (*) 

Rubros financiables: Proyectos forestales de especies exóticas de rápido crecimiento. Proyectos forestales de especies nativas, con fines comerciales.

Plazo: Hasta 12 años.

Incluyendo el periodo de gracia de hasta 12 años. (**)

No podrán financiarse: Adquisición de tierras.

Actividades que impliquen deforestación de bosques naturales.

Nivel de participación: Hasta el 100% del valor del proyecto.

Garantía/cobertura: A satisfacción de la IFI

Observaciones:

(*) La fuente de repago puede ser con flujos de efectivo futuros provenientes del propio proyecto y/o con el flujo de su actividad adicional.

(**) Dadas ¡as características de la actividad forestal en cuanto al periodo de maduración de la inversión y el flujo de fondos, el periodo de gracia podrá ser de hasta 12 años (capital e interés).

(***) Criterios de elegibilidad:

1- Contar con un proyecto o plan de reforestación aprobado.

2- Serán elegibles proyectos de implantación y aquellos proyectos de reforestación ya iniciados con una antigüedad máxima de hasta 3 años, que cuenten con \y plantaciones de bosques en crecimiento.

Si quiere mayor información sobre la línea Proforestal ingrese AQUÍ

Comentarios

comentarios

COMPARTIR