Como ya es tradicional, la Federación Paraguaya de Madereros (Fepama) realizó su tradicional encuentro de confraternidad para despedir el año, ocasión en que el titular del gremio, Don Raúl Legal, hizo un recuento de los aspectos más resaltantes que deja este 2022 para el sector.

Al respecto, en cuanto a la parte positiva, señaló que el rubro de la madera ha regresado con renovado dinamismo y viene para permanecer dinámico por un buen tiempo, por lo que la apuesta debe ser por un sector forestal formal y con proyecciones a largo plazo, innovando permanentemente, con un comercio justo y llevadero.

Agregó que para lograr el desarrollo sostenible del sector forestal hay que apostar por la trazabilidad y la certificación de las plantaciones y la cadena de custodia en las industrias madereras. Todo esto teniendo en cuenta las enormes potenciales que tiene para la creación de empleos y divisas al país.

Subrayó que para un desarrollo rápido y sostenible, se requiere de un decidido apoyo gubernamental con una política forestal e industrial, que incluya la reconversión de las pequeñas y medianas industrias madereras paraguayas con líneas de créditos a largo plazo y tasas de desarrollo, para la adquisición de nuevas tecnologías que permitan optimizar los procesos industriales, el abaratamiento de los costos y así poder competir con éxito en el mercado.

“En la Fepama, entendemos que las plantaciones forestales y el comercio de la madera serán sostenibles a mediano y largo plazo, por lo que abogamos por la creación de un Fondo de Garantía Forestal (FogaFOR) a través de la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD) que servirá como un instrumento financiero válido que facilitará el financiamiento a las plantaciones forestales a largo plazo”, sentenció.

Sobre las perspectivas que se tienen para los próximos años, estimó que las plantaciones forestales irán en crecimiento por la coyuntura favorable hacia la inversión forestal. “Actualmente, se cuenta con líneas de financiamiento a largo plazo, tanto en la banca pública como en la banca privada. A esto se suma, el lanzamiento de un Fondo Forestal en la Bolsa de Valores, entre la CADIEM y Forestal Sylvis SA, – una herramienta financiera innovadora que dará impulso a más plantaciones forestales”, destacó.

En otro momento se refirió a los efectos del cambio climático, que ya son innegables, especialmente en los países desarrollados. “En nuestro país, la emisión es baja, pero no por ello vamos a desatender esta problemática que es responsabilidad de todos los que habitamos este planeta”, acotó.

Seguidamente, dijo que la Madera es uno de los mejores aliados para el cuidado del medio ambiente, en la captura del carbono y siendo un recurso renovable, su uso sostenible, con plantaciones planificadas y una buena práctica industrial y comercial, aseguran un triple impacto: económico – social y ambiental. “Por eso decimos que ante el cambio climático: utiliza madera”, remarcó.

Lo Negativo

En cuanto a la parte negativa, Legal habló del flagelo del contrabando: “el contrabando es un hecho criminal que perjudica a toda la economía formal y pone en riesgo el empleo digno de muchos paraguayos. Debemos combatir este flagelo, no comprando productos de contrabando. Digamos sí al producto nacional e importado legalmente, digamos no al contrabando”, afirmó.

Por otro lado, también mencionó como aspecto negativo la desaceleración de las actividades económicas, lo cual incidió negativamente en las ventas de las empresas paraguayas y la pérdida de puestos de trabajos.

Durante su discurso, el titular de la Fepama informó de las principales actividades desarrolladas durante año, como la Semana de la Madera, y anunció que para el 2023 regresa la Expo Madera, luego de una pausa a raíz de la pandemia del COVID-19.

Comentarios

comentarios