Fepama propone que certificación de biomasa forestal no tenga costo y no sea obligatoria

884

La Federación Paraguaya de Madereros (Fepama) acompaña la certificación del uso de biomasa forestal impulsada por el Gobierno Nacional para formalizar el sector pero propone que la misma no tenga costo y no sea obligatoria.

Ayer, los representantes del gremio, Ricardo Kirilux y Raúl Gauto, participaron del taller de Presentación de la “Propuesta de Reglamentación del Decreto N° 4.056”, que establece regímenes de certificación, control y promoción del uso de bioenergías con el fin de garantizar la sostenibilidad de estos recursos energéticos. La actividad fue organizada por el Viceministerio de Minas y Energía, dependiente del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) y se realizó en Carmelitas Center.

El proceso para la certificación se lleva adelante en coordinación con el Instituto Forestal Nacional (INFONA), la Secretaría del Ambiente (SEAM) y el Ministerio de Industria y Comercio (MIC).

Durante el taller se conformaron mesas multisectoriales con el fin de evaluar la propuesta de reglamentación. En este contexto, la Fepama presentó a las autoridades una nota en donde sugiere tener en cuenta tres puntos específicos que son:

1. Que la Certificación no tenga costo;

2. Que la Certificación sea taxativamente no obligatoria;

3. Teniendo en cuenta que esta dirigido al sector industrial y productivo consideramos que la participación en el Consejo sea únicamente del Estado y del sector privado.

Por su parte, el Viceministro de Minas y Energía, Mauricio Bejarano, durante la apertura del encuentro señaló que la intención del taller es justamente consensuar con todos los sectores involucrados un mecanismo de reglamentación para certificación del uso de la biomasa, siguiendo así el mandato el Decreto N° 4056/15, que establece su obligatoriedad a partir del año 2025.

“Buscamos un proceso consensuado, ágil y si es posible gratuito. Siguiendo este propósito estamos socializando la propuesta con todos los sectores involucrados, principalmente entre los que tienen un alto consumo de biomasa, como son las industrias del secado de granos”, explicó.

Según la propuesta de reglamentación, la certificación sería gradual hasta llegar al 100%, en 10 años.

Nota presentada:

Comentarios

comentarios

COMPARTIR