Presentaron propuesta para producción silvopastoril a ganaderos de Itapúa

728

Una propuesta de implementación del Sistema Silvopastoril, que busca intensificar la producción y mitigar los efectos del cambio climático, fue presentada la semana pasada a productores de la Asociación Rural del Paraguay (ARP) sede Itapúa. Técnicos de la ARP y del Proyecto Paisajes de Producción Verde (PPPV), liderado por la SEAM y coordinado por el PNUD, dieron a conocer los beneficios de esta buena práctica ganadera.

La implementación de una alternativa que promueve la competitividad del sector ganadero, que conserve el medio ambiente y brinde bienestar animal, fue propuesta por técnicos del PPPV a productores asociados a la ARP, sede Itapúa. Esta buena práctica conocida como “Sistema Silvopastoril” ha logrado un gran éxito en el Departamento de Caazapá, fusionando la producción forestal con la ganadera y aumentando la productividad por unidad de superficie. Además, esta medida, considerada de mitigación y adaptación a los efectos adversos del cambio climático, promueve la captación de las emisiones de dióxido de carbono originadas por el ganado.

“Teniendo en cuenta el éxito alcanzado en el departamento de Caazapá en alianza con la ARP de esa localidad, queremos hoy replicar acciones en Itapúa y promover la implementación de este sistema en fincas de productores. Esto facilitará la productividad en consonancia con la conservación de los recursos naturales, tornando el sistema productivo más sustentable” indicó el Ing. Rafael Gadea, asesor técnico del PPPV.

El PPPV se encuentra en su tercer año de ejecución a nivel país, tiene como objetivo proteger la biodiversidad y las funciones de eco-región del Bosque Atlántico del Alto Paraná (BAAPA), en consonancia con los ODS 12 y 15. Es financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), cofinanciado por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), el Instituto Forestal Nacional (INFONA), la Mesa de Finanzas Sostenibles (MFS), ADM Paraguay SRL, Louis Dreyfus Company (LDC) y Cargill.

Fuente: SEAM

Comentarios

comentarios

COMPARTIR